Antes de tener una vida llena de color y maquillaje trabajé por unos años en un banco y posteriormente en una naviera. En ambos lugares nunca me sentí realizada. Durante esta etapa, un día un compañero me dijo algo que me abrió los ojos: “Se nota que usted nació para ser feliz Tamara, no deje que un ambiente feo apague su luz”. Tres días después renuncié.

Decidí no volver a buscar trabajo por un tiempo y tomé la desición de irme a España a estudiar una maestría en Emprendedurismo y Nuevos Negocios.
En ese entonces empecé a preguntarme: ¿Y yo en qué voy a emprender? Esto me hizo recordar todas las veces que mis amigas tenían una fiesta o actividad importante y recurrían a mí para que las arreglara para el evento.

Descubrí que había bastantes mujeres que necesitaban este servicio, ya que en ese mismo instante en que empecé a considerar el maquillaje como un emprendimiento, varias amigas estaban a punto de casarse y comentaban que no sabían quién las podía alistar para el gran día.

Así que inmediatamente busqué una academia y me metí a estudiar maquillaje profesional. Desde ese momento supe que solo me quería dedicar a empoderar mujeres a través de la belleza.

Volví a Costa Rica hace más de 5 años y desde entonces trabajo maquillando y brillo con luz propia.

Teléfono 8875-0454
Ig @tamarasabatemua
Tamarasabate@gmail.com